Monumentos


 

Escultura de Rodrigo de Bastidas

En homenaje a la figura central del acto fundacional de la ciudad de Santa Marta, el camellón de la bahía acoge la escultura de bronce de Don Rodrigo de Bastidas, la cual fue emplazada en el año 1928, y cuyo autor fue el escultor español José Lafita Díaz (1887-1945).

Esta figura en la que se aprecia la armadura y el sable de batalla alusivos al espíritu conquistador de Bastidas, nace junto con la Junta de Festejos del IV Centenario de la ciudad, surtiendo varios inconvenientes que llevan a que finalmente fuese inaugurada en 1928.

De pose solemne y de gallardía, esta imponente imagen del fundador se erige, constituyéndose así en uno de los símbolos más representativos que apreciar en la denominada ‘Bahía más linda de América’.


Escultura Francisco de Paula Santander

De connotado reconocimiento en toda la lucha independentista, primero como activo militar al lado del Libertador, y mostrando sus dotes de hábil estadista, el General Francisco de Paula Santander, ocupa un destacado lugar en el panteón nacional de héroes de la patria.

El monumento en tributo al Hombre de las leyes, es una escultura en bronce, de cuerpo entero erguido de pose solemne y mirada sosegada, destaca entre sus elementos iconográficos el traje militar y capa larga; la constitución política sostenida en su mano derecha y portando su sable de batalla, símbolos que denotan su doble condición de estadista y militar.

Atribuida al escultor alemán Martin Piltzn, su fecha de ejecución se estima hacia la década de los años cuarenta del siglo XX. Emplazada en todo el centro del parque que lleva su nombre, pero que popularmente se conoce como ‘Parque de los novios’ su mirada se orienta hacia el costado sur, mirando el palacio de justicia.


Busto de Manuel Murillo Toro

En el parque Santander encontramos el Busto del presidente de Colombia (1864-1866 y 1872-1874), Manuel Murillo Toro, quien desarrolló una política progresista y estableció la enseñanza obligatoria y gratuita. En 1847 fundó la Gaceta Mercantil de Santa Marta.


Liceo Celedón

La edificación donde funciona esta institución fue declarada Monumento Nacional, por medio del Decreto No. 2529, del 17 de diciembre del año 1993.

Su construcción se inició a comienzos del año 1913, bajo la dirección del arquitecto español Alfredo Bademes y Noll, estilo republicano, consta de dos pisos y cuatro tramos organizados alrededor de un gran patio, con corredores abiertos sobre él.

Está ubicado entre la Avenida El Libertador y Avenida Los Estudiantes y se destaca de este antiguo edifico, su volumetría y su fachada principal elaborada con molduras, frontones, balaustradas y preteles macizos como remates y decoraciones aplicadas en los vanos. En su interior encontramos: Monumento al Estudiante Caído, Monumento a Marco Fidel Suárez, presidente de la República de Colombia, durante el período 1918-1921; Monumento al Obispo Rafael Celedón y Monumento al Doctor Rafael De Armas, quien, como Gobernador del Magdalena, le da vida a la Ordenanza de creación del Liceo Celedón del año 1913, expidiendo el Decreto No. 118, del 24 de noviembre del año 1905, donde concretiza su reglamentación.


Fuente de las cuatro caras

Dentro del paisajismo urbano moderno, las fuentes han venido ocupando un lugar destacado en plazas y parques de la ciudad. El caso de la Fuente de las cuatro caras, ubicada en el céntrico Parque Bolívar no escapa a esta categorización.

Conformada por una pila de forma octagonal, de cuyo centro sobresale un pedestal en forma de obelisco, con aplicado en sus cuatro lados de mascarones de medio bulto, también en mármol, que le dan el nombre a la fuente. Rematada con una imagen de Perséfone, diosa griega que simboliza la alegría y fecundidad, remitiéndose a la estación de la primavera.

De fabricación italiana, llega a la ciudad en el año 1847, para ser emplazada al año siguiente, siendo desde entonces uno de los monumentos del centro histórico que goza de un afecto y arraigo por parte de los samarios.


Homenaje a la Deidad Tayrona

Ubicado en la glorieta de la carrera 1.ª con calle 22, esta obra es hecha en Resina Epoxica de Poliéster y fibra de vidrio, y donada por el escultor magdalenense, Héctor Lombana en el año 1993, como honor a un pueblo que dejó muchas enseñanzas sobre su forma de vida y que habitaron este territorio en la antigüedad.


Sendero Tayrona

El Monumento es una escultura que se encuentra sobre una base circular y representa a dos indígenas Tayrona, el hombre de pie y la mujer sentada a su lado. Sus miradas miran directo a la Sierra Nevada de Santa Marta mientras que el mar está sobre sus espaldas. En la base a su vez descansan numerosos símbolos indígenas


Escultura de Carlos Alberto Valderrama ‘el Pibe’

Realizadas en Resina Epoxica de Poliester y fibra de vidrio, y esculpidas por el artista magdalenense, Héctor Lombana, estos monumentos se han convertido en otro de los atractivos turísticos para disfrutar en la ‘Bahía más linda de América’, siendo constantemente fotografiadas por los turistas.

Como complemento a la escultura realizada en homenaje a la Cultura Tayrona; en el año 2007 son instaladas a lo largo del Camellón de la Bahía de Santa Marta, dos figuras que representan varios momentos de la vida cotidiana de los indígenas de esta comunidad

La escultura posee una base circular, con la figura de ídolo futbolista nacido en Pescaito, con el balón pegado a su pie derecho.