* Recorrer sus históricas calles, degustar la gastronomía local y vivir la tradición en las iglesias son parte del atractivo en esta fecha.

La temporada vacacional de Semana Santa es considerada como una de las de mayor tránsito de turistas por los diferentes destinos en todo el país, y particularmente Santa Marta, la ciudad Naturalmente Mágica, tiene una amplia oferta de planes que hacer en familia o amigos.

Desde disfrutar las mágicas y encantadoras playas y ríos que bañan la ciudad, hasta conocer su historia a través de sus edificios o simplemente vivir la tradición religiosa de la Semana Mayor son algunos de los placeres que pueden vivir quienes se atrevan a descubrir la capital del Magdalena.

VISITAR LAS IGLESIAS EMBLEMÁTICAS

Un plan infaltable en días santos es el recorrido por algunas de las más tradicionales y reconocidas iglesias en donde, durante la Semana Mayor, se recordará el camino que siguió Jesús desde la última cena hasta el Calvario.

Inicia el recorrido por la Catedral Basílica, construida en 1765 y tardó más de 30 años más en completarse debido a los constantes ataques piratas que resultaron en la quema de la ciudad en más de 20 ocasiones. En este monumento se celebran durante esta semana liturgias y actividades tradicionales para esta época.

Igualmente, se puede conocer la Iglesia de San Francisco de Asís construida inicialmente en 1597; la Iglesia San Jerónimo de Mamatoco, que data desde 1787, al igual que la Parroquia San Jacinto de Gaira declarada patrimonio cultural de la ciudad.

DEGUSTAR LA GASTRONOMÍA LOCAL

En el Centro Histórico de la ciudad se siente un ambiente lleno de historia y cultura al aire libre o en las casonas coloniales que hoy funcionan como restaurantes donde se ofrece cocina local, contemporánea y en algunos casos una mezcla de dos mundos que encanta a quienes las prueban.

Para los más tradicionales también se encuentran opciones locales de comida del Caribe así como el plan de comer el clásico cayeye. En zonas como Taganga, El Rodadero y el Centro Histórico también podrás vivir la tradición de los dulces de frutas, un manjar en época de Semana Santa.

FERIA ARTESANAL

Durante esta época se puede disfrutar de las distintas ferias artesanales ubicadas en puntos del Centro Histórico y El Rodadero, donde artesanos y comerciantes de la región y locales ofrecen sus creaciones a quienes acudan a estos lugares.

Estos escenarios son perfectos para aquellos que deseen conocer un poco más de la cultura samaria y del Magdalena, además de comprar souvenirs para llevar y recordar sus días en la ciudad Naturalmente Mágica.

CONÉCTATE CON LA NATURALEZA

Otra opción que tienes en Santa Marta es adentrarte en cualquiera de sus espacios naturales como Minca, ubicada a tan solo 20 minutos de la zona urbana de la ciudad. Allí podrás visitar desde fincas cafeteras, bañarte en las aguas frías del río que desciende de la Sierra Nevada, hasta disfrutar de las frescas noches con una vista completa de Santa Marta desde lo alto de las montañas.

El corredor rural que comprende Buritaca, Guachaca, Don Diego, Mendihuaca son una opción para quienes quieren vivir la experiencia del turismo comunitario al lado de los pobladores de la zona en los hostales ubicados en cercanías a las increíbles playas o ríos del sector, una aventura que debes vivir.

Por otro lado, el Parque Natural Tayrona no deja de ser un plan casi que obligado para quienes escogen a Santa Marta para disfrutar de un merecido descanso. Acampar, recorrer o bañarte en Cabo San Juan, Arrecife o la Piscina, es una propuesta que no podrás rechazar para conocer el corazón del mundo, como llaman los indígenas de la zona a este sector.

Si deseas conocer más sobre Santa Marta puedes visitar la página web turística: www.discoversantamarta.travel y seguir las redes digitales en Instagram: @descubresantamarta