*  La mandataria de los samarios enfatizó en el llamado a la ciudadanía para que este regreso de las actividades turísticas sea de manera responsable, con el cumplimiento de las medidas de bioseguridad. 

*  Santa Marta se consolida como un destino seguro para venir a disfrutar las playas en medio de la nueva normalidad dictaminada por el aislamiento selectivo.

La felicidad se reflejaba en los rostros de las personas que desde este viernes 18 de septiembre, pudieron volver a disfrutar de las playas en Santa Marta, luego que la Alcaldía Distrital, mediante decreto, había estipulado esta fecha para la reapertura de estos escenarios.

La alcaldesa Virna Johnson acompañó la apertura de las playas en El Rodadero, desde donde inició un recorrido por otros balnearios como Bello Horizonte, con el fin de recibir a los primeros usuarios y verificar el cumplimiento de los protocolos dispuestos por su administración para que este retorno de las actividades turísticas se haga con prudencia, priorizando la vida y encontrando el punto de equilibrio entre la economía y la salud.

“Ahora depende de la responsabilidad de todos”, enfatizó la mandataria de los samarios al manifestar que del comportamiento de los ciudadanos, de los visitantes y de los turistas depende que no vuelvan las medidas restrictivas. “Si entre todos seguimos cumpliendo con el distanciamiento, con el lavado de manos, con todos los protocolos de bioseguridad y con el uso del tapabocas, seguramente vamos a continuar avanzando en esta reactivación segura del turismo en la ciudad de Santa Marta”, mencionó la Alcaldesa.

Destacó además que con todas las medidas que se han adoptado por parte del Distrito para la reactivación del turismo se envía un mensaje de que Santa Marta es un destino seguro para venir a disfrutar las playas. “Hemos estipulado todas las delimitaciones, todos los requisitos de bioseguridad para que todo el que venga a disfrutar de nuestras playas lo haga con el cumplimiento de los protocolos”, recalcó la alcaldesa Virna Johnson.

Entre tanto, los visitantes exteriorizaban su regocijo por volver a gozar de las playas. Tal es el caso de Francisco Palacios y Belén Carramiñana, una pareja de turistas chilenos que desde tempranas horas esperaban con ansias, al igual que decenas de bañistas, a que se diera acceso a la playa de El Rodadero. “Esta apertura es lo máximo para reencontrase con la naturaleza y pasar un momento del día muy alegre”, expresaron.

LAS MEDIDAS DE USO DE PLAYAS

El uso, zonificación, horarios y actividades compatibles con las playas está reglamentado por el Distrito en el Decreto 243 del 2020, en el cual se establece, entre otras disposiciones, que el ingreso a las playas de El Rodadero, Taganga, Playa Blanca y Playa Grande debe estar precedido de una reserva, que se puede hacer a través de una App o desde el link http://reservas.santamarta.gov.co 

“Se necesita que estemos accediendo a la App de la reservación para que esa apertura gradual y segura sea de manera eficiente y como nos lo exigen los protocolos de bioseguridad”, reiteró la alcaldesa Virna Johnson.

Explicó la mandataria distrital que en todas las playas, a las que se ingresa con o sin reserva, hay un equipo de la Alcaldía Distrital pendiente del aforo que se ha estipulado inicialmente en esta época de pandemia y de que se cumplan los horarios para el ingreso a estas zonas, de 9:00 de la mañana a 12:00 del mediodía y entre las 2:00 y las 5:00 de la tarde, salvo en Playa Grande, Playa Blanca y Buritaca, que estarán abiertas entre las 9:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde en jornada continua.

Sobre la desinfección y la reorganización de las playas que se debe hacer entre las 12:00 meridiano y las 2:00 de la tarde. “Es una responsabilidad no sólo del Distrito, sino que de manera concertada se ha conversado con los carperos, los silleteros, con todos los que están involucrados en la cadena del turismo y entre todos vamos a utilizar ese tiempo para la adecuación, desinfección, para la limpieza de las playas y para volver a organizar todos los protocolos”, puntualizó la Alcaldesa.